Salta al contenido
  • advertisement_alt
  • advertisement_alt
  • advertisement_alt

Mantenimiento freno


Carlinsky

Recommended Posts

Mantenimiento freno delantero.
Cuando hice el cambio de rodamientos de la rueda delantera, vi que las pastillas estaban gastadillas.
Además, el líquido del depósito estaba bajo. Y me decidí a darle caña.
No sé si mi sistema os parecerá bueno o malo... Yo lo hago así y la moto queda perfecta
y me parece sencillo.
No sé si contaros la versión completa o la "light". Porque se me complicó un poco la cosa y tuve que
sustituir temporalmente el latiguillo original por uno metálico que tenía entre los cachivaches de
mis Sr. Una vez descartado que fuese el latiguillo el problema, volví a poner el original.
Así que si os interesa, puedo explicar esa parte... Pero para los que quieran saber cómo lo hice sin
perderse en los detalles, haré la versión resumida.
Si pensáis quitar el latiguillo porque hay que limpiarlo o sustituirlo... Es buen momento
aflojarlo y darle seguidamente un ligero apriete, ahora que la pinza está bien sujeta.

Después, aflojamos los dos tornillos que fijan la pinza a la botella y los quitamos.

Es el momento de sacar la pinza. En este paso, conviene poner un trapo para que la pinza no marque
la pintura de la llanta. Vamos sacándola hacia atrás y hacia arriba hasta liberarla.

Podemos también soltar la fijación que tiene el latiguillo a la botella para tener más juego. Ojo, no soltad el latiguillo
de la pinza. Podéis fijar la pinza con una cuerda para que no fuerce con su peso el latiguillo.

Una vez sacada la pinza, liberamos las dos pastillas. Si no sabéis hacerlo, hay vídeos en Youtube donde
lo explican muy bien... No voy a entrar en tantos detalles.

Ahora nos vamos arriba y abrimos la tapa del depósito del líquido de frenos. Si está muy vacío, podemos
añadir un poco más. No os preocupéis, con un bote de medio litro de líquido hay de sobra para los dos
frenos e incluso para varios cambios. No se os va a gastar.

Llegados a este punto, Conviene haceros con un palito de madera, un trapo para cubrirlo y un sargento
tipo C. Los encontráis en los chinos por ná y menos.

Entonces, vamos bombeando la maneta para sacar los pistones.

Si falta líquido en el depósito, el latiguillo cogerá aire y los pistones se quedarán a medio camino. De
ahí lo que os dije antes de rellenar el depósito. Además, así entra líquido nuevo que arrastrará y limpiará
un poco el viejo del circuíto.

Los pistones irán saliendo poco a poco.
Conviene que la rueda delantera esté girada a la derecha, poned un
plástico que la cubra y la separe de la pinza, poned una bandeja debajo de ésta y no es mala cosa tener
papeles e incluso una botella de limpiacristales con agua jabonosa para pulverizar rápidamente cualquier
salpicadura en la moto o en vosotros mismos. No suele salpicar... pero mejor prevenir.

A ver... que me voy por las ramas...
Seguimos bombeando. Hay que fijarse que los dos pistones vayan saliendo por igual.

Peeero al menos en mi caso uno salía más rápido. Así que para lograr que los dos salgan a la vez,
lo sujeté con el sargento, metiendo la parte del tornillo dentro del pistón y la parte opuesta de la mordaza
en el exterior de la pinza. Para no marcarla, puse una madera de mártir revestida de tela.
Así vemos que ese pistón deja de subir, y el otro lo alcanza.

Es inevitable que uno se adelante al otro y salga. Si es así, rápidamente colocamos el que ha salido primero
en su sitio y lo fijamos ligeramente con el sargento, sin meterlo. Sólo para que no salga demasiado líquido y
terminar de sacar el otro.
Obviamente, cuando los pistones salgan, también saldrá el líquido del interior de la pinza. Para eso tenemos
colocada la bandeja. Mucho cuidado con poner las manos sobre alguna parte de la moto. El líquido de frenos
se comerá la pintura rápidamente. Por supuesto, mejor trabajar también con guantes y gafas de seguridad.

En este punto podemos limpiar bien el depósito. En mi caso, había en el fondo un asqueroso "chapapote" de color
naranja. Con un trapo, podemos retirar todo lo que podamos.

Lo suyo sería también desmontar la bomba y limpiar esa zona. En este caso, yo no lo he hecho porque tuve que
llenar y vaciar varias veces -por el tema del latiguillo que comenté antes- y consideré que no era necesario.

La pinza: ya está desmontada, sin pastillas ni pistones. Ahora sacamos la parte móvil. La pinza tiene dos partes
unidas mediante un sistema de bulones (unos cilindros que entran en sus émbolos o alojamientos). Se suelen separar
fácilmente las dos partes, aunque a veces está un poco engarrotado.

Nos ponemos cómodamente en una bandeja y con agua jabonosa limpiamos exhaustivamente toda la pinza.
También podemos sacar las chapitas.

No olvidemos la chapa que hay en la pastilla del lado de los pistones. A veces se nos olvida colocarla en las pastillas nuevas.

Con mucho cuidado, sacamos los guardapolvos y retenes. Yo uso unas herramientas que encontré en el chino que son
como punzones medio romos y con la punta con varios ángulos. Son perfectos.
No sé si será importante... Pero yo coloco las cosas de cada pistón separadas. Así después no intercambio nada
entre ellos.

Limpio con un papel humedecido en líquido de frenos los retenes y guardapolvos y con mucho cuidado, también
limpio sus alojamientos, usando los "punzones especiales" revestidos con papel.

Una vez la pinza limpia, Procedemos a meter los retenes y guardapolvos en los alojamientos de los pistones.
La primera vez parece complicado porque se comban y se resisten a meterse en sus ranuras. Pero con paciencia
y usando sólo las manos, se colocan bien. Nos aseguramos que estén perfectamente metidos sin ninguna parte que
sobresalga, antes de proceder a meter los pistones.

Para meter los pistones, los colocamos derechos en sus huecos, apretamos con los dedos y -en mi caso- rocío la
parte exterior con una ligera capa de spray de aceite de silicona. Entonces, termino de apretar y entran hasta
el fondo.

Montamos la otra parte de la pinza. Para ello ponemos en los pistones bulones vaselina (o un producto específico que lubrique y no deteriore
las partes de goma). Y montamos las dos partes de la pinza.

Colocamos las chapitas, las pastillas  y ya estamos listos para montar la pinza en el disco.

Montamos a la inversa: protegemos la llanta, nos aseguramos que las pastillas tengan la suficiente separación, y si no es así, usamos un
destornillador plano para separarlas y mantenerlas derechas.

Y vamos metiendo de arriba haca abajo y hacia adelante hasta colocarla y poder atornillarla.

Atornillamos el latiguillo y ahora queda llenar y purgar el circuito.

Para ello, llenamos el depósito con líquido de frenos y nos hacemos con una llave cerrada -o combinada, usando la parte cerrada-
para aflojar y apretar el tornillo de purga de la pinza.

metemos la llave, abrimos el tornillo y con una jeringa grande vamos succionando por el tornillo de purga. Obviamente, necesitamos
un latiguillo que conecte la jeringa y el tornillo de purga. Y que selle bien.

Cuando empiece a entrar líquido en la jeringa, apretamos el tornillo de purga y comprobamos el nivel del líquido del depósito. Es
importante ir rellenando para que no quede vacío en ningún momento, o entrará aire en el sistema y la liaremos.

Seguimos succionando hasta que salga líquido sin burbujas y cerramos el tornillo y retiramos la jeringa y el latiguillo.
Bombeamos apretando varias veces la maneta, hasta que los pistones toquen el disco y reponemos el líquido sin rellenar demasiado. Es
importante que quede aire en el depósito para que el líquido pueda expandirse al calentarse.

A veces, es necesario purgar. Para eso ponemos la llave cerrada en el tornillo de purga, colocamos un latiguillo transparente, apretamos
la maneta del freno y aflojamos el tornillo lo justo para que empiece a salir líquido. En ese momento y antes de terminar de apretar la
maneta, volvemos a cerrar el tornillo. Repetimos hasta que veamos que no salen burbujas
de aire al latiguillo, sólo líquido.

A veces, pese al purgado, notamos el tacto de la maneta esponjoso.
En ese caso, un truco consiste en apretar a tope la maneta, atarla en esa posición y con una llave ir golpeando el latiguillo de abajo
hacia arriba. Se puede dejar así, con la maneta atada, toda la noche. En mi caso, basta unos minutos. Después, sin dejar de apretar la
maneta, soltamos la cuerda y entonces SÍ, soltamos de golpe la maneta. Las burbujas de aire saldrá del latiguillo hacia el depósito y
quedará perfecto.

Es normal que las pastillas se noten duras, que rozan demasiado. Normalmente, al moverse la moto, el mismo disco se encarga de separarlas
lo suficiente como para que el roce sea leve, que es lo normal.


Y esto es todo... Espero haya quedado claro y os venga bien.

Repito: no soy un profesional, pero el sistema es sencillo y lo puede hacer cualquiera siguiendo los pasos.
Y si tenéis alguna duda, preguntad.
Tengo un post (tengo un blog, "eltallerdecarlos") donde explico todo el proceso, aunque con otra moto. Por si os interesa que os pase el
enlace y veis las fotos.

hace 16 horas, Carlinsky dijo:

 

 

  • Me Gusta 2
  • Gracias 1
Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

Bien......... dicen que "cada maestrillo tiene su librillo"

Si al desmontar la pinza y los pistones pones las gomas nuevas, pues ya se queda para otros 20 años.

Lo del purgado es un mundo y si ese método te va bien pues estupendo.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

Yo antes purgaba con el método de ir apretando la maneta del freno, aflojaba un poco el tornillo de purga (con un latiguillo para no manchar la pinza y la rueda), y antes que terminase de llegar la maneta al final del recorrido, volvía a apretar el tornillo. volvía a apretar la maneta, volvía a soltar tornillo... Se me hacía eterno, terminaba por coger alguna burbuja de aire y tampoco creo que sea bueno para la bomba del freno, que se le somete a un gran esfuerzo. También sé de otros que usan la jeringa, pero a la inversa. O sea, en vez de succionar por el tornillo de purga, meten el líquido por ahí con la jeringa. Yo no lo he hecho nunca... Pero si se suelta el latiguillo hay que tener en cuenta que en vez de succionar -que casi todo iría dentro de la jeringa-, estamos metiendo líquido a presión y lo pondrá todo perdido.

Si conocéis más métodos... pues mejor. Como bien dices, cada maestrillo tiene su librillo y escogerá el que mejor le venga. Aunque no estaría mal compartirlo para poder elegir.

Efectivamente, se pueden cambiar las gomas. Pero de todas formas, los pistones pueden tener polvo, suciedad, óxido... Y conviene limpiarlos cada cambio de pastillas como mínimo, así como el líquido de frenos (no como hacía el anterior propietario). También hay que limpiar y engrasar con vaselina los bulones, que es lo que hace que la pinza se recoloque tras la frenada y evita que se gaste más la pastilla de un lado que la del otro. Por un poco más de tiempo, se hace el mantenimiento completo y se puede aprovechar para cambiar las gomas en cualquier momento que toque cambiar pastillas. Es un proceso que se debería hacer periódicamente.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

Yo lo hago cogiendo maneta y abriendo purgador. No hay problema si no lo haces a todo correr (que se generan como dices burbujas) pero se hace bien.  Imagino que tardas mas porque dices que no pulsas la maneta hasta el final y estas perdiendo recorrido y por tanto envías menos liquido hacia la pinza.

Al final las burbujas tienden a quedarse en puntos altos como por ejemplo en la unión entre la bomba y el latiguillo , pudiéndote volver un poco loco, pero poco mas. En la pinza no hay problema ya que el purgador esta en el punto mas alto.

Respecto a lo del gasto de pastillas desigual , pasa siempre..... al menos en pinzas digamos normales que tienen el pistón o pistones solo en un lado de la pinza.

En fin que como te dije cada uno lo hace a su manera y si a ti te va bien así, pues perfecto.

 

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

Gracias por compartirlo. Yo aprendí sólo y de ahí lo de no apretar hasta el fondo, pensaba que así evitaba burbujas y trabajo de purgado posterior. Lo bueno de mi sistema -No es que quiera convencer a nadie que mi método es mejor- Es que la mayoría de las veces no hay ni que purgar. Al succionar la jeringa el líquido, no entra aire y es increíblemente rápido. La primera vez que lo hice me sorprendió mucho... Porque antes sí que tenía que estar purgando, mirando las burbujas....

Pero... lo dicho, a cada uno le viene mejor a lo que está acostumbrado. Quien no lo haya hecho nunca y se anime, ya tiene para elegir, jejejeje.

Enlace al comentario
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
  • En Línea   1 Miembro, 0 Anónimos, 35 Invitados (Ver toda la lista)

  • Estadísticas de Miembros

    4.235
    Cantidad de Miembros
    1.473
    Récord de Conectados Simultáneamente
    Huaso, desordenado
    Último Miembro
    Huaso, desordenado
    Registrado
  • Estadísticas del Foro

    10,3 mil
    Temas Totales
    90,3 mil
    Mensajes Totales


×
×
  • Crear Nuevo...